Solicitud de visa restringida como eventual residente

     

     

    De acuerdo a lo establecido en la Legislación Migratoria Costarricense vigente a la fecha, las solicitudes de visa restringida como eventual residente a favor de un ciudadano cubano, pueden ser presentadas directamente en el Departamento de Visas de la Dirección General de Migración y Extranjería o en la sección consular de la Embajada.

     

    Pueden optar por visa restringida en razón de reunificación familiar las personas extranjeras con parentesco de primer grado por consanguinidad con ciudadano costarricense, entendiéndose como tales a los padres, hijos menores o mayores con discapacidad y hermanos menores o mayores con discapacidad, al igual que aquella casada con costarricense o residente.

     

    Los residentes permanentes en Costa Rica podrán solicitar visa restringida en razón de reunificación familiar cuando soliciten a sus hijos menores en aplicación de los principios del interés superior del menor establecido en Convenios y Tratados Internacionales suscritos por Costa Rica. En casos de excepción podrían solicitar a sus progenitores siempre y cuando logren demostrar que éstos dependen de sus hijos residentes en Costa Rica.

     

    La solicitud de visa por motivos de reunificación familiar constituye para todos los efectos el primer requisito para la residencia, en los casos en que la persona extranjera la solicite, por lo que deberá cumplir con todos los requisitos exigidos.

     

    En caso de que se determine que un matrimonio entre una persona extranjera y una costarricense, fue constituido con la intención de obtener la visa de ingreso y en consecuencia la residencia en Costa Rica, se procederá a la denegatoria de la solicitud. La denegatoria de visa no tiene recurso alguno.


    El familiar de la persona extranjera que pretenda ingresar al país en calidad provisional de residente en Costa Rica, deberá presentar obligatoriamente los siguientes requisitos:

     

    1. Solicitud dirigida al Director General, suscrita por la persona interesada, su pariente que resida en Costa Rica o su apoderado, indicando sus calidades y su relación de parentesco con el solicitado, que contenga los siguientes datos de la persona extranjera que pretende la visa:
      • Nombre completo y apellidos
      • Nacionalidad
      • Profesión u oficio
      • Nombre completo y apellidos de los padres
      • Dirección exacta pretendida en Costa Rica y teléfono
      • Fax para recibir notificaciones
      • Fecha
      • Firma
      • Subcategoría migratoria pretendida
      • Indicar que en caso de ser autorizada la visa, la resolución se envíe al Consulado de Costa Rica en Cuba, para proceder con el correspondiente estampado.
      • En la solicitud se deberá indicar además el fundamento de la pretensión, explicando las razones que justifiquen la solicitud. La solicitud además deberá ser autenticada por el cónsul costarricense, en caso de que el trámite se realice desde el exterior. De realizarse en Costa Rica la solicitud deberá firmarse por la persona que la solicita frente al funcionario público competente o en su defecto la solicitud deberá venir autenticada por notario público, en este último caso con los correspondientes timbres (¢125 colones en timbres fiscales y ¢250 colones en timbres del colegio de abogado).
    2. Certificación original de nacimiento en donde conste el nombre de los progenitores. Debe aportarse legalizada, consularizada y traducida al idioma español.
    3. Certificación de Antecedentes Penales del país de origen del solicitado, en donde se especifique no haber sido condenado en su país de origen o en el que haya residido los últimos tres años. Esta certificación debe aportarse consularizada, legalizada y traducida al idioma español.
    4. Copia de todas las páginas del pasaporte de la persona extranjera legalizadas, consularizadas y si es el caso traducidas al idioma español.
    5. Copia certificada ante funcionario público competente del documento de identidad de la persona solicitante o bien presentar copia certificada por notario público.
    6. Cuando quien presente la solicitud sea una persona naturalizada costarricense, deberá aportar además, Certificación Literal de Naturalización emitida por el Registro Civil de Costa Rica así como Carta de Naturalización.
    7. Para las solicitudes basadas en vínculo matrimonial con costarricense, se deberá aportar certificación original emitida por el Registro Civil costarricense en la que se demuestre tal ligamen. En caso de matrimonio celebrado en el extranjero por notario costarricense, deberá especificarse el nombre, calidades y número de carné de notario público. Cuando el matrimonio fuere realizado por autoridades de otros países deberá aportarse certificación de matrimonio emitida por ese país, debidamente legalizada, consularizada y traducida al idioma español.
    8. En las solicitudes por vínculo matrimonial con costarricense, se debe presentar prueba documental que demuestre obligatoria y fehacientemente, el conocimiento recíproco entre ambos contrayentes.
    9. La Unidad de Visas Restringidas, Consulares y Refugio como órgano de apoyo técnico y administrativo, podrá en caso de requerirlo la Comisión convocar al cónyuge costarricense a una entrevista personal a efectuarse previa cita. De esta entrevista se levantará un acta firmada por el contrayente y dos funcionarios de la Unidad en calidad de testigos.
    10. Documentos que demuestren la solvencia económica del solicitante.

    NOTA: Para que las certificaciones de nacimiento o antecedentes penales, copias de pasaportes o cualquier otro documento emitido en el exterior, tengan efectos jurídicos ante la Dirección General, deberán cumplir con el requisito de legalización consular y contar con traducción oficial al español. Estos documentos deberán ser suscritos por funcionario competente para ello, en el país donde se emite. En la Unidad de Visas, todas las certificaciones emitidas en el exterior tendrán una vigencia máxima de seis meses contados a partir de su emisión. Una vez presentada la documentación en el Subproceso de Visas, el plazo de vencimiento dejará de correr, sin embargo una vez trascurridos seis meses desde la resolución final y ante una nueva solicitud, deberán aportarse nuevamente los requisitos.

     

    Las certificaciones emitidas por el Estado costarricense tendrán una validez de un mes a partir de su emisión. No obstante, las anteriores certificaciones podrán ser verificadas por la Administración a través de cualquier medio electrónico. Lo anterior, en garantía al Principio de Coordinación Interinstitucional y en cumplimiento de los artículos 8 y 9 de la Ley Nº 8220 y los artículos 3, 6, 11 y 16 del Decreto Ejecutivo Nº 32565-MEIC, Reglamento Ley de Protección al Ciudadano del Exceso de Requisitos y Trámites Administrativos.

     

    Tratándose de documentos públicos emitidos fuera de Costa Rica, el documento deberá estar debidamente legalizado por el Cónsul de Costa Rica en su país y autenticado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica. La veracidad de la información consignada en los documentos también podrá ser acreditada mediante otro tipo de certificación, en tanto así lo haya dispuesto la Dirección General.

     

    Para mayor información sobre los servicios de legalizaciones de documentos en la sección consular de la Embajada, consulte: (Legalizaciones).

     


    Cuando la solicitud sea presentada en la sección consular de la Embajada, el cónsul al recibir los documentos , deberá revisar si cumple con los requisitos y por lo tanto, puede darle trámite, para lo que confeccionará un recibo a la persona extranjera haciendo constar que la gestión fue presentada ante esa sede consular, debiendo posteriormente remitir dicha información a la Dirección General, mediante el envío del expediente vía courier (DHL o Copa), debiendo el interesado, pagar el costo del envío.

     

    Posteriormente le informará a la persona solicitante sobre el procedimiento a seguir en caso de aprobarse su solicitud y la duración del trámite.

     

    Una vez recibida la solicitud en la Dirección General, ésta contará con un plazo máximo de noventa días para que ésta sea conocida y analizada en sesión de la Comisión de Visas Restringidas, redactar la respectiva resolución y notificar a la persona interesada el resultado de su solicitud.

     

    La Unidad de Visas podrá prevenir dentro del plazo de 30 días el cumplimiento de los requisitos que no hayan sido aportados por la persona interesada, emitiendo para estos efectos una resolución administrativa que será suscrita por la persona encargada de la Unidad. Esta resolución indicará los requisitos faltantes, los motivos que fundamentan su presentación y el plazo para su respectiva presentación.

     

    La decisión emitida por la Comisión de Visas Restringidas, deberá adecuarse no solo al cumplimiento de todos y cada uno de los requisitos establecidos, sino también que debe resultar acorde con la legislación y las políticas migratorias imperantes.

     

    Una vez conocida la decisión por parte de la Comisión de Visas Restringidas deberá la Dirección General emitir la correspondiente resolución en la que se indicará a la persona interesada el resultado de su petición, sea de autorización o denegatoria. Esta resolución, la deberá estar firmada por al menos dos miembros de la Comisión.

     

    En caso de que la solicitud sea aprobada, deberá ser debidamente notificada a la sección consular de la Embajada, para proceder con el correspondiente estampado, el cual se realizará mediante cita previa.

     

    Una vez que la persona extranjera ingrese al país tendrá un plazo improrrogable de treinta días para iniciar las gestiones de su permanencia ante la Dirección General, caso contrario se entenderá que se encuentra en forma irregular y deberá necesariamente abandonar el territorio nacional para volver a gestionar el trámite de visa por reunificación.